English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Parábola sobre el Fakir y sobre el Fuego Divino
 

Parábolas Divinas/Parábola sobre el Fakir y sobre el Fuego Divino


Sarkar

Parábola sobre el Fakir
y sobre el Fuego Divino*

En una ciudad vivía una muchacha. Su nombre era Rosita. ¡Ella siempre percibía el mundo entero como lleno de hermosos milagros y siempre se asombraba de que los demás no lo notaran!

Para ella las estrellas no eran simplemente estrellas, sino que sonaban en el silencio de la noche y detrás de cada una se escondía un gran misterio. Las montañas no eran simplemente montañas, sino que eran tablas con mensajes enigmáticos, no descifrados todavía por las personas. Los ríos no eran simplemente ríos, sino canciones vivas que unían las nubes y el mar con las melodías de sus chorros. ¡Y el sol no era simplemente sol, sino el taumaturgo principal que transformaba la noche en día, la oscuridad en luz, la indiferencia en amor!

* * *

Una vez un Fakir, mago y encantador conocido en el mundo entero, llegó a la ciudad. ¡Toda la gente se inquietó! ¡Por todas partes hablaban solamente sobre Fakir, sobre sus caballos, sobre sus vestidos, sobre su séquito, sobre la casa donde le vieron y sobre todo lo que él había dicho! Las personas esperaban impacientemente y se preguntaban con qué Fakir les sorprendería esta vez.

En los salones de los ciudadanos insignes, en restaurantes, en cafés, en mercados e incluso en las chabolas de los pobres, todos conversaban sobre cómo estaba vestido Fakir, adónde tuvo la ocurrencia de ir, qué dijo, qué comió, qué bebió…

* * *

Llegó el día de la presentación. En la plaza central habían construido un escenario con muchos puestos para los espectadores. Pero hasta todas las ventanas de todas las casas cercanas estaban abiertas y ocupadas por la gente deseosa de ver el espectáculo.

Sonó la música. Fakir pasó entre las filas y subió a la escena. Todo quedó inmóvil.

¡Él levantó su brazo y al instante se encendieron todas las antorchas en las manos de los guardias silenciosos de ropas blancas y todos los candiles de la escena!

¡Parecía que el aire mismo empezó a lucir con un misterioso y resplandeciente Fuego! ¡Este transparente Resplandor llenó el espacio entero y envolvió a los espectadores!

¡Fakir bromeaba! ¡Las sonrisas brotaban en los corazones humanos y las risas sonaban, como unas campanillas, en el aire transparente! ¡Y hasta los viejitos se animaron! ¡Y muchas viejecitas se curaron por algún tiempo de su tristeza!

Observando todo esto, Rosita se quedó estupefacta. Intuía que era el comienzo de una nueva vida para ella.

* * *

¡Fakir obraba milagros en la escena y la magia de los cuentos revivía! ¡Parecía que él logró reunir chistes, risas, alegrías, esperanzas y éxitos de todos los tiempos y los «lanzaba» como unas chispas de Fuego a sus espectadores! ¡Estas chispas ardían cada vez más con el Fuego dorado en los corazones de todos!

¡Además, Fakir invitaba a los espectadores a la escena y cada invitado se convertía por un momento en taumaturgo!

* * *

El espectáculo continuaba.

Trajeron una enorme copa al escenario.

Fakir dijo: «Esta copa está vacía. ¡Pero con el Fuego puedo encender allí todos sus deseos y todo lo que quieren aparecerá!».

Fakir alzó su mano y sobre la copa vacía apareció un fuego.

Luego Fakir preguntó a una chica: «¿Qué deseas?». Ella contestó: «¡Quiero un anillo!».

Y entonces Fakir sacó su sueño de la llama.

«¿Qué quieres tú?», preguntó Fakir a un niño vestido con harapos sucios y acurrucado en una esquina cerca de la escena.

«Quiero un vestido, como lo tiene usted, y quiero un poco de dulces. ¡Ay! Deseé dos veces… ¿Lo puedo hacer?».

Todos se echaron a reír y Fakir dijo:

«¡Bueno, ya que te equivocaste, puedes pedir un tercer deseo!».

El niño se puso a pensar y de repente dijo:

«¡Que Su Fuego arda siempre y obre milagros!».

«¡Muy bien, mi pequeño amigo, entonces ven acá!», dijo Fakir e invitó al chico a la escena.

¡Todo se iluminó y en un abrir y cerrar de ojos en el escenario apareció este mismo muchacho, pero vestido con una capa brillante y un turbante! ¡Además, tenía dulces en su mano!

«¡De aquí en adelante te toca a ti ser un mago y obrar todos los milagros ya por ti mismo!», dijo Fakir.

La gente aplaudía.

«Bueno, ¿alguien más quiere decirme lo que desea?».

Un espectador gordo salió de la multitud.

«¡Quiero un palacio!».

Fakir resplandecía de alegría y risa.

«¿Un palacio? ¿Aquí? ¿Ahora? ¿Y no tiene miedo usted de ser aplastado por éste? ¡Mire, caerá un montón de piedras y de oro! ¡Piénselo bien! ¿Qué está murmurando allí? ¿Quiere ser rico? ¡Usted es muy original! ¡No hay nada malo en la riqueza, pero la desgracia es que al perseguirla, la vida entera se llena de agitación y de vanidad! ¿Podría usted desear alguna otra cosa? ¡Intente! ¡Por favor, por lo menos por un momento, olvídese de sí mismo! ¡Invente rápido algo original para que todos nos divirtamos!».

Pero el espectador gordo solamente infló sus mejillas y guardaba silencio.

¡Entonces Fakir sacó de la llama una hoja de papel y dibujó allí un palacio!

«¡Tome lo que desea! ¡Aquí está su “casa”! ¡Le servirá para que no olvide lo que realmente debemos buscar y lo que no vale nada!

»Y con el fin de convencerle, vamos a predecir algo para usted usando este libro. ¡Y la chica que voy a invitar a la escena nos abrirá una página al azar y leerá allí sobre su caso!».

Entonces Fakir invitó a Rosita a la escena, le vendó los ojos con un pañuelo de seda y le pidió leer alguna página del libro explicando:

«Casi todos pueden leer con los ojos abiertos del cuerpo. ¡No obstante, para poder leer la verdad, hay que abrir los ojos del alma!».

De repente Rosita percibió en el Fuego resplandeciente unas palabras y las pronunció: «¡Lo realmente valioso es el amor, amor bello, tierno!».

Fakir le quitó lentamente el pañuelo.

Acompañando a Rosita hasta su puesto, le dijo en voz baja: «¡La he buscado a usted durante mucho tiempo! ¡Es muy importante que hablemos! ¡Usted es capaz de obrar milagros!».

* * *

En la tarde Fakir esperaba a Rosita.

Los guardias silenciosos la acompañaron hasta él.

Él la recibió, hizo que se sentara frente a una chimenea y se sentó a su lado.

¡El fuego terrenal ardía en la chimenea y el fuego del amor, en los corazones! ¡Por todas partes, brillaba el Fuego Divino! ¡El mundo material entero estaba saturado de este purísimo y transparente Fuego!

Fakir comenzó a hablar:

«¡Existe la Magia del Fuego Sagrado, Fuego del Amor Divino! ¡Esta Magia no contiene nada de fingimiento ni de falsedad! ¡Es el fundamento de la vida para todo!

»¡El infinito Océano universal multidimensional es parecido a la música compuesta por diversas consonancias del Fuego y de la Luz! Sin embargo, una persona ordinaria experimenta normalmente sólo el “sonido más bajo”, que es el denso plano material.

»De hecho, existen otras dimensiones de la existencia. Y aunque no se las puede ver con los ojos físicos, un alma sutil puede experimentarlas.

»Existen diferentes estados emocionales: alegría y tristeza, agitación y tranquilidad… Y tú, como alma, puedes experimentarlos.

»También has de saber que podrás penetrar fácilmente en los espacios de Luz después de refinarte y purificarte como alma. ¡Y cuando llegues a ser un alma pura, fuerte y llena de amor, podrás unirte con el Fuego Divino!

»¡El amor es el Fundamento de todos los mundos y une a todos y a todo en Uno Solo!

»El Fuego-Creador es el Amor de Aquel Que creó este mundo.

»El Amor es la Luz. ¡Es la Vida, es Su Manifestación!

»¡El hombre es semejante a Dios! ¿Semejante en qué? ¡En su facultad de experimentar y de percibir toda la gama de las manifestaciones multidimensionales y también en su capacidad de crear!

»¡El hombre no es un cuerpo, sino un alma! ¡Su predestinación es maravillosa y él o ella tiene grandes capacidades para conocer al Creador y la Creación, para conocerse a sí mismo y para transformarse hasta alcanzar la Plenitud del desarrollo y la Totalidad de Dios!

»Por desgracia, actualmente las personas en la Tierra se han olvidado de sus grandes capacidades dadas por el Creador. Ellas viven percibiéndose como cuerpos, mimando sus cuerpos, buscando deleite únicamente para éstos…

»¡Sólo el que ha logrado conocer y desarrollar dentro de sí el Amor puede contemplar el Fuego Divino!

»¡Con el Poder de este Fuego se crea todo lo que podemos o no podemos ver viviendo aquí entre los objetos densos!

»Pero todos estos objetos son como unas sombras transparentes del Único Fuego. ¡De hecho, sólo el Creador es real! ¡Sólo Su Llama resplandece en todo lo que existe, desde los soles universales hasta las partículas elementales!

»El que conoce todas las Leyes del Fuego-Creador y está unido firmemente con Éste puede crear y transformar aquellas “sombras transparentes”.

»¡Dios es la Unidad de todo lo existente! ¡Es Uno Solo y Universal!

»¡Ahora te estoy revelando los secretos de Su Magia!

»¡El hombre es el creador de sí mismo y crea para sí tanto el presente como el futuro! ¡Podrá obrar milagros maravillosos siempre y cuando llegue a ser un alma grande llena de Amor, aprenda las lecciones de Sabiduría y obtenga el Poder sutil!

»Aquello que hago en la escena tiene gran significado, tiene su propósito. Las personas pueden ver en esto todas las capacidades del alma, la belleza del amor y la alegría de la existencia. Y aquellos que son capaces, entrando en contacto con la sutileza Divina, también conocerán al Creador».

Rosita preguntó:

«¿Y a cuántas personas tu magia ha revelado los misterios de la existencia?».

Fakir contestó:

«No a muchos. Pero aquellos que han conocido realmente que el hombre es un alma y que puede vivir incluso sin cuerpo lograron comprender lo que era importante en sus vidas y lo que era insignificante, un malgastar del tiempo y de las fuerzas.

»El hombre es capaz de vivir en diferentes planos de existencia, en los planos groseros o en los planos sutiles. ¡El vivir en la sutileza genera éxtasis!

¡Existe la posibilidad de transmitir los estados sutiles, bellos y tiernos de una a otra alma! Es posible hacerlo con la ayuda de la música, de la danza y también de la magia.

»¡Yo necesito una ayudante y compañera, ya que no existe un sentimiento más fuerte, capaz de despertar las almas, que el amor! ¡El amor entre personas —cuando es puro— es parecido al Amor Celestial!

»¡Ahora que te he encontrado podrías ser mi compañera y despertar a las almas conmigo! ¡Te pido compartir mi destino y mi Servicio, que consiste en transmitir la magia del Gran Fuego! Dime si quieres esto como yo lo quiero».

«¡Sí!».

¡Entonces Fakir le enseñó el arte de la purificación y del autodesarrollo, el arte de manifestar el Fuego Sagrado, de crear, de sanar y de volar!

* * *

¡El Flujo del Amor Divino nunca cesa! ¡La Gran Alma está nuevamente en la Tierra! Rosita vino otra vez para manifestar a Dios-Amor y para glorificarlo a Él, y no a sí misma.

<<< >>>
Parábolas Divinas
Buy from Amazon

Bajalibros
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto